Saltar al contenido

Ser madre a los 40 ¿Es una buena opción?

Los 40 suelen ser una edad bisagra en la vida de hombres y mujeres. Y es que solemos sentir que estamos en la mitad de nuestra existencia y, en consecuencia, hacemos un balance.

Para muchos, además, es una edad que marca punto de inflexión y que genera angustia porque se dan cuenta de que la juventud ha quedado definitivamente atrás.

Independientemente de la percepción individual que cada uno tenga sobre lo que significa llegar a esa edad, un debate interno que tienen muchas mujeres es si es conveniente un embarazo después de los 40.

ser-madre-a-los-40

Hay muchas, especialmente de entre 25 y 35 años, que sienten un gran deseo por ser madres, pero que creen que aún no es el momento

Por eso, ser madre después de los 40 es una decisión que toman una gran cantidad de mujeres en la actualidad.

Las razones principales son el deseo de viajar por el mundo y/o de desarrollarse en carrera y profesión.

Por otra parte, hay varias que dudan sobre si es, o no, una edad adecuada para dar a luz y criar a un niño, con todas las responsabilidades que esto conlleva.

Por supuesto que cada mujer tendrá sus buenas razones para ser madre a los 40 y que todas ellas son absolutamente respetables.

Pros de ser madre a los 40

La gran mayoría de las mujeres que decide tener hijos a los 40 lo hace por dos motivos principales: viajar y profesionalizarse.

En el primer caso, somos cada vez las personas que deseamos tener experiencias enriquecedoras en otros países y regiones antes de tener una familia.

Y es que está claro que viajar en familia no es lo mismo que viajar solo o con amigos o pareja. Se multiplican los gastos y, además, hay que hacer planes pensando en los pequeños.

Millones de personas terminan sus estudios alrededor de los 30 años y aprovechan el fin de sus estudios para ahorrar y poder llevar a cabo estas experiencias.

Incluso, muchos emprenden viajes largos, en donde trabajan de cualquier cosa, para poder hospedarse y recorrer.

Por otra parte, conseguir ser una madre a los 40 es una decisión que muchas toman para darle un lugar central a su carrera profesional. 

Hay varias profesiones que requieren de una gran cantidad de años de estudio para poder obtener el título. También, hay especializaciones que llevan su tiempo.

En este punto, muchas veces llegar al puesto deseado en una empresa demora tiempo y paciencia…y un embarazo en esos momentos puede repercutir sobre el posible ascenso.

Criar un niño en una posición económica favorable es lo que desean varias mujeres. Por esta razón, esperan hasta estar consolidadas en su profesión.

embarazada-confinamiento

Contras de ser madre a los 40

Está claro que tener un hijo a los 40 años, o después, es físicamente más complejo que para una mujer más joven.

Y es que no es ninguna novedad que el organismo, con el correr del tiempo, tiende a deteriorarse, por más cuidados que adoptemos.

En primer lugar, un embarazo natural a los 40 es peligroso porque hay más posibilidades de tener un aborto espontáneo o padecer preeclampsia (hipertensión y retención de líquidos).

Además, hay posibilidades de que el niño nazca de forma prematura o que lo haga normalmente a los 9 meses pero con un peso muy bajo.

Por otra parte, pasados los 40 años disminuye la fertilidad en la mujer, lo que hace que sea más difícil quedar embarazada.

Ten en cuenta que los tratamientos de fertilidad son molestos para el cuerpo y, principalmente, caros (y no te aseguran el éxito).

Cuando nos vamos poniendo grandes, tenemos más opciones de desarrollar enfermedades que pueden afectar al bebé.

embarazada-40-natural

La hipertensión -presión alta- suele ser el malestar más común, aunque también pueden aparecer otros dolores que compliquen el proceso de gestación.

Otro aspecto en contra de la maternidad en 40 años es que no tendremos la misma vitalidad que a los 20 o 30.

Está claro que cuidar de un bebé exige mucha energía, dedicación y paciencia. Todo esto, sumado al trabajo, te puede sobrepasar.

Por supuesto que puedes recurrir a los abuelos, al padre o contratar a personal doméstico para evitar el estrés de la crianza.

Ten en cuenta que el niño va a crecer y que, cuando sea adolescente, vas a tener casi 60 años, una edad en la que probablemente desees estar más tranquila y relajada.

La enorme brecha entre los dos seguramente va a hacer que no entiendas su comportamiento, vestimenta y lenguaje.

Además, este es un período de muchísimos cambios hormonales y de humor, por lo que esa paz interior que buscas puede verse afectada por constantes peleas y discusiones con tu hijo.

En conclusión, la maternidad a los 40 tiene sus pros y sus contras. Lo que es fundamental es que realmente desees tener un hijo, ya que él va a necesitar todo tu amor, y que te sientas bien contigo misma.

Resumen
Ser madre a los 40 ¿Es una buena opción?
Nombre del artículo
Ser madre a los 40 ¿Es una buena opción?
Descripción
¿Qué crees tu? Hay infinidad de beneficios, y también desventajas, pero al final, cada una es dueña de su propio cuerpo, así que lo mejor es sentirte bien ✅